25/3/15

Kiseijuu: Sei no Kakuritsu / Parasyte - Reseña

PUNTUACIÓN: 7.2/10


Género: seinen, psicológico, ciencia ficción, terror.

El argumento no es nada fácil de definir de forma completa y sin spoilers, debido a que no es en absoluto una historia lineal, pero aquí os va mi intento de resumíroslo.

Desde los cielos, sin saberse de dónde proceden o por qué llegaron en un momento determinado, descienden los parásitos, unas criaturas alienígenas similares a gusanos que se alimentan de carne humana y que tienen la habilidad de elegir un huésped humano o animal, entrar hasta su cerebro y tomar posesión de todo su cuerpo, sin posibilidad de salvación para el huésped. Una vez han tomado posesión de este, pueden conservar su forma humana y hacerse pasar por él, pero también pueden transformar a voluntad su cuerpo en una serie de cuchillas de todo tipo, convirtiéndose en un arma letal y siendo infinitamente más rápidos, fuertes y resistentes que cualquier humano.
Nadie sabe el secreto de estos parásitos que están asesinando humanos sin compasión, salvo el estudiante de preparatoria Shinichi Izumi, quien también es atacado por un parásito, pero debido a determinadas causas, este no consigue acceder a su cerebro y se queda alojado en su brazo derecho. Al no haber alcanzado el cerebro del huésped, el parásito (al que Shinichi llama Migi, que significa "derecho") no recuerda nada, y dado que ahora ambos necesitan del otro para sobrevivir, propone establecer una relación de coexistencia. Juntos tratarán de averiguar los secretos sobre estos parásitos, así como detenerlos para poner fin a estos cruentos asesinatos, tarea que sólo ellos pueden hacer.

Advierto que, a partir de aquí, es posible que veáis imágenes como cabezas de los parásitos abriéndose, y podría herir la sensibilidad de alguien. Por ello, aunque no pondré imágenes demasiado explícitas, si continuáis leyendo será bajo vuestra propia responsabilidad.

Kiseijuu: Sei no Kakuritsu, más conocida como Parasyte, es la adaptación al anime del manga de Hitoshi Iwaaki, llevado a cabo por Kenichi Shimizu, con 24 capítulos que mostrarán un relato lleno de suspense, que te hará poner un capítulo detrás de otro, y con una temática tremendamente naturalista. De hecho, la coexistencia de Migi con Shinichi se basa en el hecho de que ambos necesitan del otro (Shinichi a Migi para no perder el brazo, y como defensa contra los demás parásitos, dado que sin Migi sería presa fácil, y Migi a Shinichi para poder sobrevivir, por establecer una relación parásito-huésped por la que necesita de los nutrientes de Shinichi). De esta manera, lo único que les une es el afán de supervivencia.

La idea sobre la que se aboga, es que los humanos defendemos que la naturaleza está en equilibrio, cuando realmente decimos eso por ser los depredadores, los que sacan provecho del resto. En el momento en que un nuevo depredador entra en juego para constituir una amenaza, el ser humano vuelve a entrar en el juego de la naturaleza donde se es depredador y presa a la vez. Clarificador de todo esto es la frase que pronuncia uno de los que se encuentra en el bando de los parásitos, cuando es perseguido por los humanos, que argumentan que la llegada de los parásitos y el asesinato masivo de humanos altera el orden natural: "¡En comparación, los humanos son el verdadero parásito infestando el planeta!".
Es por tanto una serie que busca mover el objetivo del protagonismo. En muchas series y películas, el ser humano es movido de su lugar predominante en el ecosistema por una amenaza superior, pero la tónica general de la trama suele representar a la amenaza como crueles y despiadados seres que matan por matar. Aquí, esos crueles y despiadados seres son los seres humanos, y los parásitos, aunque estén matando personas de formas muy sangrientas, lo hacen únicamente con el propósito de sobrevivir. De hecho, los parásitos admiten no tener emociones, de forma que dirigen sus razonamientos por pura supervivencia, sin atender a conceptos como ética, amistad, honor o cualquier otro, que no son más que creaciones humanas (como vengo repitiendo, al ver esta serie, quitaos de la cabeza la idea de que el ser humano sea el centro, pues aquí se le considera una especie más). Al respecto de la falta de emociones, he de apuntar que con Migi y la profesora se cumple, pero A-san tiene una sed de sangre incompatible con la racionalidad. Una de dos, o son seres racionales que piensan fríamente sin entender las emociones humanas, o son agresivos y con sed de sangre, pero no se puede ir diciendo que son seres sin emociones cuando muestran una emoción como es la ira.


Sin embargo, sí que me ha encantado el conflicto psicológico de Shinichi, en cuyo interior se contraponen a menudo los conceptos éticos del ser humano y la pura supervivencia. Esto se traduce en varias ocasiones en el debate entre si debe huir y salvarse, o volver a riesgo de su propia vida para tratar de frenar la oleada de asesinatos, teniendo en cuenta que es el único capaz de hacer algo.

Por cierto, no quería acabar la reseña sin tratar el tema que a menudo debate la gente sobre esta serie: ¿Es Parasyte gore? Habida cuenta que la definición de "gore" engloba múltiples representaciones viscerales y violencia gráfica extrema, en mi opinión no es considerable gore. El motivo de mi opinión es bien sencillo: no tolero el gore. Quiero decir, a quien le guste perfecto, pero si veo algo de gore (uñas que se levantan, ojos que se sacan, torturas viscerales y continuadas...) se me revuelven las tripas, y el motivo de ello creo que es el extremo realismo con que suelen llevarlo a cabo, de manera que si veo una escena donde se muestre de manera realista y detallada un dolor físico, psicológicamente casi me va a doler más a mí que a la víctima.
En cambio aquí, aun existiendo escenas de parásitos devorando cabezas, cortando personas por la mitad o atravesando corazones, considero que aquí no se han jactado en lo visceral, mostrando detalladamente cómo es por dentro una persona cuando es abierta en canal o el dolor que sufre, sino que se muestra de un modo rápido y sencillo. El parásito ataca y el humano muere de distintas maneras. Pero no se enfoca la atención en mostrar el dolor agónico de una víctima perdiendo sus vísceras. Es por ello por lo que yo no lo considero gore, pero para gustos colores.


VALORACIÓN
PROS
: Los finales de capítulo te engancharán de forma que tendrás que poner el siguiente.

: El opening, verdaderamente cañero. Si lo escucháis entero podréis comprobar que en la misma canción hacen cambio entre diferentes estilos. Personalmente en este aspecto me recordó al tema de Super Shooter, el opening de Gantz.

: el resto de OST tiene también temas muy buenos, mezclando momentos suaves con otros de dubstep.

: el paso de Shinichi a "badass", malote o "rompeovarios", tal y como lo parodian en tantos sitios de Internet. No es que me agrade más su personalidad como rompeovarios, lo que me gusta es cómo y por qué se produce ese cambio en su vida.

Migi, me encanta. Creo que muestra de ello es el regalo que me hicieron por cumpleaños.


Tamiya Ryoko/Tamura Reiko - Parásito que trató de comprender las emociones humanas, que logró sentir las ganas de reír. Es el elemento más claro por el que la serie muestra los intentos de los parásitos por adaptarse al mundo de los humanos.

Hirokawa. Para evitar spoilers (puesto que no sale desde el principio), no os diré ni quién es, pero sólo os digo que el último capítulo donde le veréis os dejará los ojos como platos.

Gotou. Igual que con Hirokawa, no haré spoilers, pero me encantan sus habilidades.

La historia no es lineal o predecible, lo que a mi parecer le da bastante verosimilitud. En otras palabras, no es el típico argumento donde el malo aparece desde el primer capítulo y el espectador sabe que el protagonista deberá enfrentarse a él después de superar determinadas vicisitudes. Aquí de hecho el antagonista "principal" tardará varios capítulos en aparecer.

: El final. El último capítulo tiene cosas que me gustan y cosas que no, pero en cualquier caso logró tenerme en tensión y darle un final cerrado a la historia, así que, aunque dudé entre si ponerlo en pro o contra, me decanto por la primera.

CONTRAS
Murano. Toda la serie deseando que muriera (si lo hace o no, tendréis que ver la serie para saberlo). Posiblemente el personaje más odiado de la serie por su pasividad en todo Internet, donde suele ser conocida como "Eres Shinichi Izumi, ¿verdad?".

: No dominan mucho el tema de tener o no emociones.

: Las pocas escenas románticas que meten son lo más soso del anime. Y también hay otra escena muy sosa, que no diré por si alguien lo considera spoiler.

: No hay ninguna explicación acerca de dónde vienen los parásitos.

2 comentarios:

  1. ¿Que donde vienen los parasitos? Si no te basta las excusas filosoficas o simple mente no entiendes que hay cosas qué no nesesitan ser explicadas ¿has leído la metamorfosis?¿¿por que el joven k se transforma en bicho? Porque el narrador dice y ya.

    ResponderEliminar
  2. Di por casualidad a tu blog..ya que estoy viendo el anime y bueno quiero decir que me súper encanto tu reseña =D saludos y abrazos =D

    ResponderEliminar